La separación del hombre de la naturaleza, ha aumentado en él la permanente sensación de soledad y aislamiento; al no ser conscientes de esto, pasamos nuestras vidas evadiendo este hecho y además, llenando este vacío con escapes, tales como el consumismo, el exitismo, el “trabajolismo” y excesos de todo tipo para no enfrentarnos a esta realidad que significa estar separados de nosotros mismos, no viéndonos, no escuchándonos y no conectándonos con nuestro ser interior.

Mi trabajo es una invitación a reconectarnos con nuestro origen, para poder volver a nosotros mismos. La intención es la de entregar paz, armonía, reflexión y por supuesto amor que es lo que permite que sigamos vivos.

 

Espíritus de los árboles, flores, de los cuatro vientos,
del agua y la luz, también de las piedras y de la tierra
y cuanta hierba existe
todos reunidos están para comunicarse contigo
e iluminar tu camino.

 

Cecilia Anich Dalenz

14 abril, 2010

 

CECILIA ANICH ® DERECHOS RESERVADOS 2017. SITIO DESARROLLADO POR KAROLINA GUAJARDO